Neuropsicología

Rehabilitación y estimulación cerebral

Mejorar un cerebro dañado es posible con la estimulación y técnicas adecuadas

¿Cómo vamos a mejorar tu cerebro?

Un cerebro dañado conlleva secuelas que deterioran la independencia y la calidad de vida del paciente, así como las personas que le rodean. La buena noticia es que si estimulamos el cerebro dañado adecuadamente podemos mejorar estas alteraciones, mejorando la calidad de vida del paciente y de su entorno, aunque es importante hacerlo cuanto antes, mejor. 

Daño cerebral adquirido

Ictus, traumatismos, anoxias o tumores son las causas más frecuentes de daño cerebral adquirido.

 Cuando el cerebro se daña, la persona sufre secuelas a nivel físico y también mental. Es frecuente encontrar problemas para comprender o hablar, problemas para prestar atención o para memorizar y también la alteración en la personalidad. 

La buena noticia es que con la estimulación adecuada podemos mejorar estas alteraciones aunque es muy importante hacerlo cuanto antes, no tenemos tiempo que perder.  

Alzheimer y otras demencias

Las demencias como la enfermedad de Alzheimer provoca un deterioro de las funciones cognitivas como la memoria, la atención, el cálculo e incluso la personalidad y el comportamiento. 

Estas alteraciones deterioran la independencia y bienestar del paciente, así como de las personas que le rodean. Es importante trabajar las funciones cognitivas del paciente, así como conocer la forma adecuada de interactuar con él. 

La estimulación cognitiva disminuye el deterioro progresivo de las funciones cognitivas, es una necesidad básica en casos de demencia. 

Envejecimiento activo

El envejecimiento es un proceso natural e inevitable. Aunque en algunas ocasiones pueda resultar una situación complicada de gestionar e incluso puede implicar un duelo, realmente es una oportunidad muy favorable para seguir disfrutando de la vida. 

Para ello, es necesario trabajar en mejorar varias dimensiones: la dimensión cognitiva, emocional, social y conductual. 

Es vital recibir una estimulación cerebral adecuada para prevenir el deterioro cognitivo. La tercera edad es un momento maravilloso para disfrutar de una etapa de la vida única. 

Ir arriba